Cómo prevenir el uso de drogas a cualquier edad, Cómo ayudar si están usando

como_ayudar_si_How_to_Help_Spanish

Si piensa que está abusando/usando: adultos jóvenes de 18 a 25 años

El paso más importante que usted puede tomar en la intervención de la adicción de un adulto es el de hablar e insistir en que él o ella busque ayuda. Esto es especialmente crucial si usted nota cualquiera de las primeras señales de dependencia de alcohol o drogas, como el uso excesivo o el tomar en horas o lugares inapropiados (ej. durante horas de trabajo o al hacer deportes), o si han sufrido consecuencias negativas como resultado del uso o abuso, como ausencia de clases o del trabajo, o arrestos.

No trate de determinar la gravedad del problema de abuso de su hijo usted mismo. Insista en que él o ella busque ayuda lo más pronto posible. Mientas ayuda a su hijo, tenga en mente que:

  • Si su hijo está pasando por una crisis médica o legal, muéstrele eso como ejemplo de la gravedad del problema. Cuando los grandes impactos de la crisis se hayan aliviado, hable de la necesidad de recibir ayuda. En estas situaciones, las oportunidades de aceptar ayuda son muy buenas.
  • Resista las ganas de permitir que el abuso de sustancias continúe al rescatar a su hijo de las consecuencias negativas sin presionarlo para que busque ayuda. Las personas usualmente deciden cambiar su comportamiento porque pasan por crisis dolorosas. Si usted rescata a su hijo, entonces reducirá el impacto de esas experiencias. No mienta para encubrir el comportamiento de su hijo. No deje que su hijo se quede en casa cuando ya lo ha botado de la casa. No le explique al jefe de su hijo que su comportamiento agresivo no es culpa de él sino que es causado por estrés.
  • Usted tiene que poner límites. Si piensa que su hijo tiene un problema de abuso de sustancias, usted puede comenzar por poner límites al no permitirle que tome o use drogas cuando usted está presente. Sea claro sobre qué comportamiento usted tolerará o no tolerará. No tenga miedo de poner reglas claras incluyendo 1) No vengas a mi casa borracho, drogado o con drogas. 2) Si vienes a vernos cuando estás drogado, no te vamos a dejar entrar. 3) Ninguno de tus amigos pueden venir aquí borrachos, drogados o con drogas. 4) Si tú o tus amigos se niegan a irse, vamos a llamar a la policía.
  • Dígale a su hijo que no aceptará promesas verbales y que tendrá que tomar acción positiva para respaldar sus palabras.
  • Busque apoyo para usted mismo. Al-Anon o profesionales pueden ayudar a darle la confianza que necesita para ser firme con su hijo y mantenerse así por todo el tiempo que sea necesario. Además, el apoyo lo ayudará a cuidarse a usted mismo, lo cual es uno de los pasos más importantes que puede tomar para ayudar a su hijo o hija.

Cómo recibir tratamiento

Si su hijo accede a recibir tratamiento, o accede a considerarlo, contacte a un centro de tratamiento inmediatamente. Tenga a mano números de teléfono de servicios de consejería de abuso de alcohol y drogas, de doctores que tengan conocimiento sobre alcoholismo y dependencia de drogas, de hospitales locales que ofrecen tratamiento para alcohólicos y adictos, y de Alcohólicos Anónimos y Narcóticos Anónimos.

Usted puede ser quien tenga que escoger el tratamiento. Esta tarea puede ser desalentadora, pero recuerde que no hay opciones correctas o incorrectas, y cualquier profesional de la salud o con conocimientos de abuso de sustancias controladas puede ayudarlo. Para encontrar programas de tratamiento en su área, llame a su doctor familiar, hospital local, sociedad de salud mental de su condado o al consejero de la escuela para que le den una recomendación. También puede llamar al 800-662-HELP (800-662-4357) o hacer una búsqueda en el localizador de Instalaciones de tratamiento para el abuso de sustancias controladas.

No pare ahí. Recuerde que acceder a recibir tratamiento es solamente el primer paso para mejorarse. Su hijo necesitará su apoyo total y participación constante en cada paso del camino si él o ella desea mejorarse.

Si su hijo rechaza tratamiento

Si su hijo rechaza tratamiento inmediatamente, muéstrele su buena voluntad de hacer lo que sea para ayudarlo a recibir tratamiento en un futuro. Por ejemplo, usted puede decir: “Yo iré contigo a las reuniones de los Doce pasos. Yo iré contigo a conocer al doctor, consejero, trabajador social o terapeuta familiar. Yo estaré involucrado de cualquier forma que el programa de tratamiento diga que yo pueda ser de más ayuda”.

Si todos sus esfuerzos fallan, es posible que tenga que eliminar todo apoyo financiero y emocional o que deje de tener contacto con su hijo. Dígale a su hijo que siempre estará disponible cuando él o ella decida que necesita ayuda.

Fuente: Mary Ann Amodeo, Join Together; The Partnership at Drugfree.org

Visto en: DRUGFREE.ORG  http://goo.gl/OjHdQA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s