Síndrome de Abstinencia

Desde luego, cada adicción en lo particular tiene su propio “síndrome de abstinencia” (conjunto de signos y síntomas, como resultado de dejar de golpe esa adicción), en este caso vemos el “síndrome de abstinencia al alcohol”. Que es muy parecido a muchos casos, sobre todo al de las drogas “analgésicas”. (sedantes).

Síntomas:

Los síntomas psicológicos de leves a moderados son:

* Sobresaltos o nerviosismo

* Inestabilidad

* Ansiedad

* Tendencia a la irritabilidad o excitación

* Cambios emocionales rápidos

* Depresión

* Fatiga

* Dificultad para pensar con claridad

* Pesadillas

Los síntomas físicos de leves a moderados son:

* Dolor de cabeza general y pulsátil

* Sudoración, especialmente en las palmas de las manos o la cara

* Náuseas y vómito

* Pérdida del apetito

* Insomnio (dificultad para dormir)

* Palidez

* Frecuencia cardíaca rápida

* Agrandamiento de las pupilas de los ojos( pupilas dilatadas)

* Piel fría y húmeda

* Temblor en las manos

* Movimientos anormales involuntarios de los párpados

Los síntomas graves son:

* Delirium tremens: un estado de confusión y alucinaciones visuales

* Agitación

* Fiebre

* Convulsiones

* Amnesia alcohólica o lagunas: se presenta cuando la persona olvida lo sucedido durante un episodio de ingesta de alcohol

Signos y exámenes

El médico verifica:

* Frecuencia respiratoria rápida (taquipnea)

* Latidos cardíacos rápidos (taquicardia)

* Temperatura elevada

* Movimientos anormales del ojo

* Manos temblorosas

* Temblor general en el cuerpo

* Ritmo cardíaco anormal

* Sangrado interno

* Insuficiencia hepática

* Deshidratación

Se puede realizar un examen toxicológico al igual que otros exámenes de sangre.

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento se dirigen a manejar los síntomas inmediatos de la abstinencia para prevenir las complicaciones e iniciar un tratamiento preventivo a largo plazo.

Probablemente, se requiera que la persona permanezca en el hospital para realizarle una observación constante. Además, se lleva a cabo un control de la frecuencia cardíaca, respiración, temperatura y presión sanguínea, al igual que de los líquidos y electrolitos (químicos en el organismo, tales como el sodio y el potasio).

Es aconsejable tener un período de desalcoholización, por lo que no se permite el consumo de la bebida durante este tiempo.

El médico vigilará de cerca para observar si se presentan signos de delirium tremens.

Es poco común que ocurran alucinaciones sin que haya otros síntomas de complicaciones y se tratan con hospitalización y medicamentos antipsicóticos, cuando es necesario.

También son necesarios los exámenes y el tratamiento para otros problemas médicos asociados con el consumo del alcohol. Dichos trastornos pueden ser, entre otros: enfermedad hepática alcohólica, trastornos en la coagulación de la sangre, neuropatía alcohólica, trastornos cardíacos (tales como cardiomiopatía alcohólica ), síndromes cerebrales crónicos (tales como el síndrome de Wernicke-Korsakoff ) y desnutrición.

Frecuentemente, se recomienda una rehabilitación cuando hay alcoholismo, la cual puede comprender apoyo social, como por ejemplo Alcohólicos Anónimos, medicamentos y terapia del comportamiento.

(Fuente: MedLine Plus, servicio de la biblioteca Nal. de Medicina de E.U.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s