El anonimato en línea

El compartir individual y personalmente es tan antiguo y sanador como la misma Comunidad. Pero en el ciberespacio, no se puede dar por sentada la privacidad. Teniendo en cuenta que la comunicación fluye de un alcohólico a otro por medios que son de tecnología punta, abiertos y que van evolucionando con una impresionante rapidez, la protección del anonimato es un motivo de alta preocupación para la cada vez mayor cantidad de miembros que van conectándose por el Internet. A continuación aparecen algunas de las preguntas que se hacen más frecuentemente a la Oficina de Servicios Generales, junto con respuestas que representan la experiencia colectiva de los A.A. de todas partes de los Estados Unidos y Canadá.

P. Estoy a punto de poner mi perfil en Myspace. ¿Cómo hago esto y al mismo tiempo respeto la Tradición de anonimato?

R. Ten en cuenta que MySpace, u otro sitio parecido, es un Website público. Si no te identificas como miembro de A.A., no hay conflicto. Pero si te identificas como tal y utilizas tu nombre completo o una foto tuya, esto sería una violación del espíritu de la Undécima Tradición que en su forma larga dice: “no se deben publicar, filmar o difundir nuestros nombres o fotografías identificándonos como miembros de A.A.” Los sitios del Internet a los que el público puede acceder, tales como Websites en los que aparecen texto, gráficos y materiales de audio y vídeo, se deben clasificar en la misma categoría.

P. Recientemente hablé en un evento de A.A. y un amigo me ha dicho que desde entonces ha oído la charla en el Internet. Según recuerdo nadie me pidió permiso para publicarla. ¿Se permite esto?

R. Si no quieres que se publique tu historia de A.A. por ese medio, puedes ponerte en contacto con el Website y pedirles que la quiten del sitio. Debido a los rápidos progresos de la tecnología, esto ocurre cada vez más a menudo. No obstante, muchos miembros han seguido con buenos resultados la siguiente sugerencia para oradores en los eventos de A.A. que aparece en las Guías de A.A. para Conferencias, Convenciones y Encuentros:

“La experiencia indica que es mejor decir a los oradores que no utilicen nombres completos y no identifiquen a terceros por sus nombres completos en sus charlas. El poder de nuestra Tradición de Anonimato es reforzado por los oradores que no utilizan sus apellidos y por las compañías grabadoras en cuyas etiquetas y catálogos no se identifica a los oradores por sus apellidos, títulos, puestos de servicio o descripciones.”

Los miembros informan de que las charlas grabadas se publican cada vez más por el Internet. Por ello, se recomienda a los miembros que van a hablar en eventos de A.A. que lo piensen dos veces antes de utilizar sus nombres completos.

P. ¿Cómo puedo explicar concisamente nuestra Undécima Tradición a un conocido de Web site que no sabe nada del asunto?

R. Muchos miembros han recurrido a la explicación que aparece en el artículo de servicio de la OSG titulado “Preguntas que se hacen frecuentemente acerca de los Web sites de A.A.” (Nº 7): “Observamos todos los principios y Tradiciones de A.A. en nuestros web sites. Ya que el anonimato es la ‘base espiritual de todas nuestras Tradiciones,’ ponemos en práctica el anonimato en todo momento en todos los web sites de A.A. Un web site de A.A. es un medio de comunicación público que tiene capacidad de alcanzar a la audiencia más diversa y numerosa posible y por lo tanto, es necesario valernos de la misma protección que utilizamos ante la prensa, la radio y el cine.”

P. El coordinador de mi comité de servicio ha pedido que se publiquen las actas de nuestras reuniones en el Web site del área para que toda persona interesada pueda accederlas. Me preocupo por la posible violación de anonimato. ¿Se pueden crear problemas así?

R. Aunque para alcanzar a los alcohólicos, a los profesionales del campo del alcoholismo y al público en general es una gran ventaja tener fácil acceso a información sobre la Comunidad, dada la naturaleza pública de los Web sites el hacerlo es un asunto que exige una detenida consideración.

Se pueden poner al fácil acceso de mucha gente las actas de las reuniones, los informes y materiales informativos, pero es importante tener presente que estos documentos van a aparecer en un medio público. Sería necesario repasar y revisar todo documento para estar seguro de que no se incluyen los nombres completos de los miembros de A.A. También la conciencia del grupo debe considerar cuidadosamente el contenido de los documentos. Por ejemplo, puede llegar a la decisión de no publicar en el sitio los asuntos considerados en las reuniones cerradas de negocios o en las sesiones de compartimiento.

Oficina de Servicios Generales de EEUU y el Canadá

Noviembre 2.007

(Gracias al grupo Esperanza, Mostoles, Madrid, España.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s